top of page

10 FORMAS DE DISTRIBUIR UN LIVING CUADRADO




Los salones cuadrados suelen ser espacios pequeños. Elegir los muebles adecuados y distribuirlos bien es el secreto para conseguir que el salón parezca mucho más grande y mucho más cómodo.



1. Un gran sofá rinconero como protagonista


Un sofá rinconero aprovecha al 100% el espacio de un salón cuadrado con asientos. Para conseguir crear el "círculo mágico" que asegura una comunicación fluida, son ideales los pufs. Se pueden mover fácilmente y sobre todo, son piezas pequeñas que ayudan a no llenar un espacio donde el sofá tiene mucho peso visual.





2. Comodidad para todos y sensación de espacio


Si los metros lo permiten, puedes optar por varias piezas de asiento. Dos sofás y dos butacas ofrecen máximo confort; más que pufs (más versátiles pero menos cómodos).






3. ¿Más asientos sin ocupar? ¡UN BANCO!


Cierto, un sofá en esquina aprovecha el perímetro del salón dando mucho asiento. Pero si necesitas más plazas y no te queda espacio, crea un banco. Con solo 50 cm de salida (lo que ocupa el asiento) conseguirás multiplicar los asientos. Si tienes una ventana, aprovecha la zona inferior con el banco.




4. ¿Querés butacas? Ok, pero que sean ligeras.


Si tienes un salón cuadrado pequeño y no quieres prescindir de butacas, busca modelos que tengan brazos estrechos o directamente prescindan de ellos. Conseguirás aligerar su presencia.





5. ¿Mucho asiento y poca pared?


Distribuye apoyando uno de los sofás al mueble del salón. A ambos lados del sofá, el mueble puede tener puertas bajas y por encima, para no llenar demasiado la pared, estanterías abiertas.






6. Distribuye para dar protagonismo a las vistas


Si tu salón es cuadrado y pequeño será especialmente importante que lo distribuyas dando protagonismo al exterior porque a mayor profundidad, mayor sensación de espacio tendrás. Así, el sofá, colócalo en las paredes sin ventanal y las que tienen salida, aprovéchalas para colocar un mueble bajo si puedes.




7. Un salón con lo imprescindible


Un salón cuadrado y de pocos metros no necesita llenarse (a no ser que seáis una familia numerosa). Un sofá de dos plazas y una butaca en esquina dan plazas suficientes para cuatro personas y decoran sin llenar.






8. Poco pero XL: confort y orden asegurado


Solo tres piezas. Las imprescindibles. Un sofá XL que ocupa toda una esquina. Una mesa de centro generosa para llegar desde todos los asientos y un mueble alargado donde guardar de todo. La comodidad está asegurada y el orden, también, porque no hay muchos elementos que llenen el espacio ni puedan moverse de lugar.







9. Un punto focal, y no es la TV


Los salones tradicionales suelen distribuirse buscando la tele como punto al que dirigir todos los asientos. Si en vuestro día a día la tele no tiene un papel primordial, rompe con lo establecido. ¿La pieza principal es el sofá? Dale protagonismo. Todos los asientos a su alrededor porque en este salón se priorizan las relaciones personales.





10. UN SALÓN CUADRADO CON ESCALERA


¿Y qué haces con esa escalera? Aprovecha su pared inferior para hacer unas "gradas". En ellas puedes poner cojines y que se conviertan en asientos extra improvisados más informales e incluso utilizarlas para colocar la tele, por ejemplo.





9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo