CÓMO ALARGAR LA VIDA DE TUS ELECTRODOMÉSTICOS



Los electrodomésticos se descomponen antes de tiempo? Acá, los creadores de los mejores sillones te compartimos los mejores trucos para estirar su vida útil.


1. MANTENER LA EXTRACCIÓN DE HUMOS .

Una campana limpia rinde más y mejor. La grasa es su principal enemigo. Así, lava su superficie con agua y jabón y, sobre todo, limpia los filtros regularmente.




2. UN USO CORRECTO DEL MICROONDAS.

Cuidado con los materiales de los recipientes. Puedes usar cerámica, loza y cristal, pero no metal, papel de aluminio ni cartón.




3. MANTENÉ LIMPIA LA SECADORA.

Ajustá bien el tiempo de secado y, tras el uso, elimina las pelusas de los filtros para que sea más eficiente.




4. CUIDA LA MEMORIA DE TU NOTEBOOK.

Para liberar parte de su memoria y evitar que ralentizarla, podes comprarte un disco duro externo o desfragmentar el tuyo.



Un uso correcto y un buen mantenimiento te ayudarán a conservarlos más tiempo, en mejor estado y consumiendo menos energía.


UN BUEN MANTENIMIENTO

Es imprescindible leer las instrucciones cuando se adquiere el aparato y también cada vez que surja una duda. Seguir los consejos de limpieza y mantenimiento del fabricante es fundamental para no cometer errores. Intentar solucionar las averías uno mismo tampoco es una buena idea.


NUNCA OLVIDES LA GARANTÍA

Los electrodomésticos tienen una garantía obligatoria de un año. Dentro de este período, la reparación, las piezas y el desplazamiento del técnico serán gratutitos siempre que no se haya hecho un uso indebido del aparato.


UN FREEZER EN PERFECTO ESTADO

Mantenelo alejado de las fuentes de calor para evitar un consumo innecesario y no lo pegues mucho a la pared para que esté ventilado. Comprueba que la puerta cierra herméticamente y limpia su rejilla cada cuatro meses y el interior cada dos. Evita sobrecargarlo –el aire debe circular entre los alimentos– y no guardes comida caliente en él.


EL HORNO, LO MÁS LIMPIO POSIBLE

Siempre precalentalo antes de utilizarlo y usa los recipientes más adecuados a cada receta (tené en cuenta que los moldes oscuros absorben mejor el calor). Limpia la puerta exterior con agua y un poco de antigrasa y la bandeja y la base en frío y con agua tibia y jabón. Usa productos sobre las paredes esmaltadas, no sobre las autolimpiantes.


RECIPIENTES APTOS PARA MICROONDAS

Cuidado con los materiales de los recipientes. Puedes usar cerámica, loza y cristal, pero no metal, papel de aluminio ni cartón. Mejor evitar el plástico, por los componentes nocivos que puede desprender. Tampoco es recomendable ponerlo en marcha vacío. Para limpiarlo, lo mejor es repasarlo con un paño húmedo tras cada uso.



Fuente: EL MUEBLE

3 visualizaciones0 comentarios